Como relatar nuestros síntomas a un doctor?

Es muy usual encontrarse en la situación incómoda de acudir a un especialista por algún malestar, y no saber de qué manera explicarle lo que nos ocurre. Sucede que solemos pensar que sólo nosotros sabemos lo que sentimos y es muy difícil explicitarlo con palabras. Sin embargo, no tenemos en cuenta que los doctores han estudiado intensamente cada una de las patologías que pueden llegar a afectarnos, pero además, que seguramente ya haya tenido cientos de pacientes que han tenido la misma sintomatología. Como es imprescindible describir lo que sentimos de manera clara y concisa para que el médico pueda dilucidar qué es lo que nos está ocurriendo, te presentamos una guía de consejos muy útiles a la hora de enfrentarse con este problema.

Como relatar nuestros síntomas a un doctor

Como relatar nuestros síntomas a un doctor

Llevar preparada una lista con los síntomas

Es fundamental tomar nota (aunque sea mentalmente, pero siempre es preferible que quede escrito) de los diferentes tipos de dolencias, molestias y demás situaciones anómalas que venís padeciendo. Sirve mucho hacerlo en formato de cronología, teniendo en cuenta en qué momento te sucede cada cosa. También podés añadir a esa lista, tus antecedentes con problemas relacionados al que se pretende tratar, tus anteriores visitas médicas, internaciones, intervenciones quirúrgicas, etc.

Tener preparados los motivos de la consulta

Para ahorrar encontrarse repentinamente con la pregunta obligatoria y muchas veces desorientadora sobre los motivos que te traen hacia ese lugar, es muy positivo llevar una respuesta elaborada previamente. De esa manera lograrás hilvanar las frases de forma más comprensible para el especialista y no tendrás que pensar en ese preciso instante la respuesta, ni te verás en la necesidad de hacer memoria sobre los hechos acontecidos.

Acordarse del momento en el que empezaron los síntomas

Es clave recordar el punto de inflexión por el cual pasaste de sentirte de manera normal, a comenzar a sentir determinada molestia. Esto resulta un pilar fundamental para ayudar al doctor a conocer las causas de tu trastorno y, por lo tanto, a intentar darte una solución.

Explicar qué es lo que mejora o empeora el problema

Brindar esta información, es muy útil para conocer bajo qué circunstancias se ve afectada una determinada parte del cuerpo. A partir de allí, se puede determinar cuáles son los factores que infieren en esa afección y, sobre todo, de qué tipo de trastorno estamos hablando.

Utilizar descripciones claras

La utilización del adjetivo exacto acerca de los síntomas que te aquejan, es trascendental para que el médico entienda, ya conociendo la zona de afección, cuál puede ser el trastorno que se está padeciendo. Esto se debe a que muchos de esos adjetivos suelen ser utilizados por otros pacientes bajo el mismo padecimiento, por lo que pueden compararse las experiencias. Dentro de esa descripción, podés incluir una calificación del dolor en cuanto a gravedad, sin necesidad de exagerarlo ni disminuirlo, para darle un panorama de la peligrosidad del tema en cuestión.

No sentir vergüenza al dar testimonio o ser examinado

Aunque parezca absurdo, es muy habitual que los pacientes sientan vergüenza a la hora de describir o explicar determinados síntomas. En este caso, debe reflexionarse y tenerse en cuenta que, precisamente los especialistas reciben ese mote porque son personas encargadas en esos problemas específicos y están preparados para afrontarlos con total seriedad. Por eso, no podemos obviar decirle determinada información, ya que estaríamos perjudicando su trabajo y, por consiguiente, nuestra propia salud. También, es preciso pensar que, casi con seguridad, el médico nos revisará la zona afectada, por lo que no debemos presentar resquemores en ese caso, ya que nuevamente entorpeceríamos la búsqueda de una solución a nuestro trastorno.

Sin Respuestas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Quieres obtener el Plan de Dietas Keto?

Registra ahora y consigue sin costo alguno el Plan de Dietas Keto. Esta guía incluye principios básicos y consejos útiles:
* Planes de comidas cetogénicas con hechos detallados de nutrición usando recetas alto contenido de micronutrientes
* Lista de compra, de fácil impresión por cada semana
* Deliciosas recetas bajas en carbohidratos, faciles de seguir